Aprende sobre los “Delegados y Superdelegados”

Los dos partidos principales de los Estados Unidos, Demócrata y Republicano, tienen un grupo de personas reales (activistas del partido, líderes locales, funcionarios públicos) que se conocen como “Delegados”. Cada estado tiene un número de ellos y estos son distribuidos de manera porcentual según el voto popular para representar a cada candidato. En otras palabras cuando se llega a la Convención Nacional ya el voto ha sido asignado.

“Los demócratas dividen a los delegados proporcionalmente de acuerdo al voto que gana cada candidato. Para los republicanos, algunos estados dividen proporcionalmente los delegados y otros otorgan todos sus delegados al candidato que llega en primer lugar”, explica el diario La Opinión.

En ambos casos se trata de un proceso de elección indirecta pues los votos de las primarias sirven en realidad para decir a los delegados de su partido a qué candidato deben respaldar en la Convención. Ese evento se realiza tradicionalmente en el mes de Julio y es una reunión que dura varios días. Allí se designa al candidato definitivo.

Por eso cuando un candidato gana en un estado, aparece el número total de votos y el número de delegados asignados. La abstención no afecta el resultado de designación de delegados. El objetivo de los candidatos durante las primarias es acumular la mayor cantidad delegados en el menor tiempo posible, para asegurarse la nominación.

En el Partido Republicano hay 2,470 delegados y se necesita la mitad más uno para lograr la nominación, 1,236. Los republicanos cuentan además con 150 Superdelegados —tres por cada estado— sin asignar hasta la Convención Nacional.

En el Partido Demócrata hay apróximadamente 4.491 delegados —el total está aún por confirmar—, que son asignados a los candidatos mediante diferentes fórmulas. Un candidato necesita a 2.246 para lograr la nominación. Otros 718 Superdelegados acuden a la Convención Nacional sin haber designado antes su voto a un candidato en concreto.

Si cualquiera de los candidatos logra el mínimo de delegados antes de la Convención, entonces se le considera el ganador indiscutible. Sin embargo, cuando la diferencia de votos es muy pequeña, o cuando la cantidad de delegados está demasiado pareja, se apela a los famosos Superdelegados.

Los Superdelegados por otra parte entraron en escena recientemente: fueron creados por el partido Demócrata en 1982 después de perder varias elecciones presidenciales y con la intención de que los “sabios del partido” tuvieran un papel más determinante en la selección del candidato oficial. Los Superdelegados suelen ser senadores y representantes, gobernadores, líderes estatales del partido e incluso particulares que no tienen carrera política pero que pueden movilizar grupos. Estos son elegidos a la discreción del liderazgo del partido. El partido Republicano también tiene delegados que no son electos, pero no se les llaman “super” porque no tienen la autonomía de sus pares demócratas. En el caso Republicano el partido como tal puede cambiar las reglas del juego en cualquier momento siempre y cuando las anuncie antes de las Convención.

En resumen: Las primarias sirven para distribuir a los delegados. Si no se llega al número requerido de delegados antes de la Convención Nacional, los Superdelegados debaten hasta lograr el consenso.

 

 

Fuentes:

La Opinion.com

El Pais.es

Univision.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s